¿QUÉ LES PASA A LAS PERSONAS?

¿La gente compra en el supermercado hipocresía  e incongruencia?

La gente piensa una cosa, dice otra y hace otra totalmente diferente, la verdad es que no termino de entender a muchas personas.

Quieren cambios en sus vidas y no hacen nada para ello.

Hay personas que no están a gusto con su físico porque le sobran kilos y luego los ves en McDonals comiendo nuggets, hamburguesas, coca cola,  etc, (para mi parecer, comida basura).

Hay parejas que se aman y no son capaces de convivir juntos en armonía, comprensión y aceptación, dejando que la relación se rompa sin hacer nada para evitarlo.

Hay personas que están todo el día criticando a la gente que critica.

Y otras que parece que su misión en esta vida es quejarse a todas horas, (como si eso les hiciera felices).

Ni que decir de esas que se acuerdan de ti sólo cuando necesitan algo.

Algunas parece que lo único que le piden a los Reyes Magos o Papá Noél es odio, rencor, envidia, celos y me atrevo a decir hasta maldad.

Hay profesionales del crecimiento personal o el mundo de la espiritualidad que se han endiosado, se han llenado de ego, se ponen de blanco por fuera, brillan con intensidad y su interior está apagado y con falta de humildad, abogan por el amor y a la más mínima les salta la vena visceral.

Hay personas tan obsesionadas con lo malo que le hacen los demás que se les hace imposible ver todo lo bueno, (que en la mayoría de las ocasiones supera con creces el promedio).

La avaricia es tan mala que las personas que sufren este mal se hacen insensibles al dolor de los demás y no les importa lo que le pase al mundo con tal de amasar dinero, fama o poder.

Hay una crisis de valores tremenda en la humanidad, cada cuál va a lo suyo y faltan grandes dosis de empatía con el prójimo y el planeta.

Se habla de solidaridad con los demás, muchas personas se conmueven con las noticias de otras necesitadas y la única ayuda que prestan es su conmoción particular.

Gusta quedar muy bien con los demás, dar esa palmadita en la espalda y regalar una sonrisa y un alago, cuando la hipocresía les inunda el interior.

En ocasiones, por mucho que des a otras personas, da la impresión que siempre es insuficiente para ellas, nunca están satisfechas, se aprovechan de ti y no son capaces ni de agradecerlo.

Recuerdo de algunas de esas que están todo el tiempo diciendo que hay que compartir, que se comparta, que es bueno, que les ayudes a compartir y ellas no son capaces de hacerlo.

Los lunes, esos maravillosos días de la semana en los que muchas personas, todas las semanas van a empezar a hacer deporte u otras cuestiones y el resto de los días la semana se la pasan diciendo: “El lunes empiezo de verdad”.

Una de las cosas que más me apena es ver a esas personas sentadas en un banco en una estación cualquiera esperando su tren y cada vez que pasa uno, su comentario es: “Este no es el mío”, y van pasando trenes, días, años y hasta la vida propia y ahí siguen sentados en su banco.

La vida no te provee de una varita mágica para que sucedan las cosas, esto no es magia, es vida, y la vida se crea y se vive, nada más.

Si quieres algo en la vida, ve a por ello, no esperes a que suceda solo, y si no puedes pide ayuda, seguro que hay miles de personas que pueden hacerlo.

La verdad, si no te gusta como vives, cambia de vida o en su defecto tu actitud frente a ella.

Muchas personas me criticarán, juzgarán o etiquetarán por este comentario, reflexión o post como quiera cada uno llamarlo, están en su derecho, quizás como lo he hecho yo, es lo que pienso y siento y a todos ellos mi respeto.

Otras dirán que la vida es un espejo y que yo pueda ser un reflejo de todos los tipos de personas que he comentado, quizás lleven razón, está claro que no soy perfecto, pero al menos soy yo.

Respeto a todas las personas tal y como son, seres humanos, seres hermanos, personas que cada una de ellas tiene su historia, su razón de ser y quizás estén limitadas a poder hacer las cosas como de verdad quisieran, desde aquí les reto para que hagan ese cambio en sus vidas que tanto anhelan y tanto trabajo les cuesta ponerse en acción. Pido un cambio de actitud y que comprendamos que la vida es mucho más sencilla y se puede vivir mucho más feliz si lo hacemos desde el corazón. La vida cambia, las circunstancias también y nosotros podemos hacer lo posible aceptar que todo lo que nos ocurre tiene un significado, dicen que la vida y todo lo que sucede en ella es perfecto, quizás no sea muy aceptable, perfecto o comprensible para las personas que sufren un terremoto, la mujer a la que se le extirpa un seno a raíz de un cáncer, a esa madre a la que se le muere un hijo en sus brazos, a esa persona a la que una relación de pareja le rompe el corazón o a quien la muerte le arrebata un ser querido, pero eso es la vida y debemos aceptarla tal y como viene, nuestra actitud será la que determine como queremos vivir esa experiencia y el resto de vida que nos quede.

Falta mucha congruencia, sinceridad, respeto, humildad, perdón, gratitud, paciencia, comprensión, solidaridad, fe, ilusión, responsabilidad, constancia, honradez, empatía, bondad y mucho amor en el mundo, esto es lo que a veces hace que me sienta mal y quizás me exprese como acabo de hacerlo, pido perdón y doy las gracias.

Agradezco a todas esas personas y profesionales que con humildad y de corazón hacen todo lo posible para que este mundo vaya haciéndose más consciente y empiecen a florecer los valores y el amor por todos los seres de este planeta, bueno si hay vida extraterreste, amémosle también, jajajaja, que nunca falte un toque de humor en tu vida.

 

Gracias y un abrazo de corazón a corazón.

Roberto Montes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.