EL FUEGO SE APAGA CON AGUA.

No nos vamos a enterar nunca.
Los seres humanos a veces son necios por naturaleza. En un conflicto intentamos hacer daño, vengarnos o fastidiar al otro para devolver lo que nos hacen o creemos que nos hacen, y la verdad es que en ese proceso al final nos hacemos más daño a nosotros mismos que a la otra persona.
Actuamos con la mente que nos provoca el fuego avivador en vez de actuar con el corazón que es quien proporciona el agua.
Si lo que quieres es paz y estar bien contigo, utiliza el agua y el fuego se apagará y con ello nuestro dolor.
En la mayoría de las ocasiones actuamos con el impulso, pensamos que es la mejor manera de defendernos y nos cegamos, no viendo las otras opciones que tenemos.
A veces son insignificancias y lo único que hacemos es engrandecerlas y darle más importancia de lo que realmente tienen.
Aprendamos a ser los bomberos de nuestros conflictos y no los pirómanos de ellos.
USA EL AGUA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.